Juicios poco democráticos

La preparación de los abogados es muy importante a la hora de enfrentarse a los juicios.

A pesar de que los abogados vamos preparados anímicamente según qué juzgado o sala nos toque en un juicio, no dejan de sorprendernos las actitudes de algunos tribunales después de treinta años de democracia. Hace dos semanas, volvía a una sala de lo penal que no visitaba desde hacía tiempo y, aunque comprobé con alegría que habían igualado la altura de los asientos de los letrados con la de los magistrados, pronto el júbilo se convirtió en desconsuelo y éste en afligimiento. Mi primera petición de suspensión de la vista por la no comparecencia de seis testigos fue desestimada, por lo que a continuación pretendí hacer constar en acta mi protesta por vulneración de derechos fundamentales a efectos de posible recurso. El presidente me interrumpió, exponiéndome que era suficiente con hacer constar la protesta y que no tenía que detallar más.

Lo que vino después, se resume en: “no polemice usted con este Tribunal”, “no me interrumpa, Señor Letrado”. El derecho de defensa está reñido, y no ayudó a que el juicio comenzara después de las 13hrs. Al final de la vista, el tribunal se despidió sin esperar a que este letrado firmara el acta. El problema era que mi defendido se enfrentaba a ocho años de prisión.

El correo de Andalucía,11 de junio 2007.

 

Otros artículos de interés