La madre y su abogado

La Audiencia Provincial de Sevilla han dado la razón a Carmen Espejo, ratificando que sus hijos vivan con su madre. La Delegación de Asuntos Sociales, hoy Bienestar Social, se equivocó y le retiró la custodia de los menores. Pero tenía razón y no ha dejado de defenderse, después de estar seis años apartada, hoy vive con ambos. Y cuenta que es feliz cuando está con sus niños al final de la jornada laboral. Para ella no hay nada como disfrutar de unas horas con las criaturas que le quitaron a la fuerza. Pero ¿y los años que se han perdido?

Sin embargo, nada hubiera sido igual si Carmen no hubiera contado con los servicios de un gran abogado, Enrique Carrasquilla, quien actuando de oficio ha dedicado cientos de horas a este caso y ha puesto todo su empeño en defender a una madre sola frente a una administración todopoderosa y parsimoniosa, y unos tribunales paralizados. El letrado ha denunciado a la jueza de familia y a los responsables políticos, arriesgando su carrera profesional. Ha sacado tiempo de donde no tenía para luchar por una causa justa y ha conseguido devolver la alegría a una mamá y sus críos. Y, no contento con ello, sigue adelante con el mismo ímpetu para reclamar a la Consejería una indemnización millonaria para compensar los años de separación de la familia. Pero no hay compensación bastante en estos casos.

El correo de Andalucía,19 de marzo 2007.

Otros artículos de interés